Vivimos

Vivimos atravesando palabras
que se encadenan unas con otras,
por no poder enredarse los cuerpos.

Vivimos alto sintiéndonos cometa.
Buscando el suspiro que la veleta
estática deja pasar al no saberse
libre acróbata del cielo.

Vivimos lejos, surcando hemisferios
en quieto velero que por vela mayor
despliega los párpados hinchados
de la nostalgia del viaje sin movimiento.

Vivimos como podemos,
por inercia o sin motivo,
porque sí o porque tú.
Vivimos estando, sin estar
y sin estar, estando.

Pero a todo esto, vivimos…

 

🔊 Vivir a voces 🔊

 

Mil gracias @may_ledesm por dejarme tu fotografía 😘

Anuncios

Rascacielos de pueblo

Secuencia de manos,
custodiando el camino.

Sucesión de nobles y viejas
extremidades de delgadez extrema,
pequeños rascacielos de pueblo.

Piel con manchas que se caen a tiras,
huesos imposibles, artríticos laberintos
visibles al tiempo que pasa y no perdona.

Nacieron para elevarse y no llegar nunca
y morirán cansados de perderse
por el camino que hacen infinito.

Pero mientras esperan su ocaso,
verás enlazarse sus dedos
para sostener la esperanza prieta
entre sus mudas manos.

 

VOZ Los pueblos le hablan a sus rascacielos

* Gracias Juanjo, @Juanjojjglez, por pintar de color amarillo albero la foto 😊

Campanas

¿Por quién llorarán las campanas
en su lamento frío y alargado?

Amor, no has traspasado la frontera.

No es por ti que el viento ensalza
la percusión hacia el yunque ligero
de un interior ajeno al mundo.

¿Por qué suena a banda sonora
si no hay réquiem donde colgarse?

La frontera siempre te esperará, Amor

El cielo calla y deja libre su enormidad,
el pueblo ignora al badajo terco
y tú, tendiendo la ropa que huele a ayer.

 

🔊🔊 Hablan y no son campanas🔊🔊

a propósito de Mies

Tiembla el Amanecer
envuelta en fractal caleidoscopio
sobre un verde mármol sereno.

Perfiles desfilando desde mi diagonal,
rompiendo el silencio tibio que
se desliza por la infinidad de rasantes
suave tacto de corte pulido.

Libro abierto en braille liso e inmóvil,
salpicado de pequeñas estalactitas
de miel ocultas bajo su armadura.

Sobrevuela su forma el ocaso
que no puede llegar hasta la curvatura muda
y usa su altura para crearle un roce
dulce de algodón sin azúcar.

Templo varado al margen del tiempo.

 

 

–> cuando hablan los edificios…

 

de Palabras

Me visto de palabras que voy guardando
en celdas hexagonales recubriendo
de poemas sus paredes de miel.

Me visto de palabras que huelen
al saborear sus espacios,
confundiendo así a la reina
que se posa sobre las comisuras
de mis tildes redondeadas.

Por eso estoy aquí otra vez,
para desnudar los sentidos
que revolotean como plaga,
enjambre y revolución
mientras me visto de palabras.

 

 

🔊 vestir palabras 🔊