Agua y fuego

¿Nos queda algo más,
que una hoja en blanco
de palabras que han enmudecido
desteñidas por el ácido del papel,
ese que, ni siquiera huele a ti,
ni a mí, ni a un plural
a ratos nuestro sin haber existido?

No hay miedo escondido
bajo la falda donde buscar.
Tampoco lenta vergüenza
donde meterse mano.
Ni tan solo un hueco oculto
en el que jugar a encontrarnos.

Y si no queda nada,
¿Qué hago nadando
en un mar que no huele,
que no sacude ni ahoga,
que no nos soporta ni calma,
que no se acaba ni nos lleva?

Quizá yo sea agua y tú fuego
y ni tú te adentrarás en mí,
ni yo me quemaré contigo.

 

🔊 el mar también le habla al fuego🔊

La música que se oye bajito es
de Ludovico Einaudi “In un’altra vita”

Anuncios

Sin título

Desde esta esquina que me arropa
sobre el crujir de la madera añeja,
brilla la luz de todas las estrellas de cera
que alumbran mi rostro que se queda
parpadeando igual que la noche sola.

No le temo a la transparencia del vértigo
que se asoma en ese precipicio de ti,
tierno filo de tierra mojada.

No le temo a ese ocaso con el que vistes
la oscuridad que nadie ve pero te puede,
dulce sentir de azul silencio.

No le temo, no me temas
que si hay que saltar desnuda de todo,
te arroparé haciendo crujir el cielo
y el firmamento temblará al nombrarte
bajo la luna llena por ti.

🔊 nombrarte bajo la Luna 🔊

Matemáticas puras

2o principio de termodinámica 

Si la existencia de la materia
y del continente donde caminan,
fluctua y deriva a causa
de centenares de leyes y principios,
¿Cómo definir con certeza
la libertad de mis pasos?

A cada nueva curiosidad satisfecha
aumenta el conocimiento
y disminuye la felicidad
quizá absurda, de creer
que ninguna ley ni principio
guía nuestros pasos.

 

Pi  π

Pi, esa eternidad
entre la circunferencia
que marca tu abrazo
alrededor de mi cintura
y el diámetro que separa
tu mano de mi cadera.

 

La sucesión de Fibonacci 

Deseo la sucesión infinita de tus besos
diferentes, constantes, recurrentes,
estabilizando mis sentidos
en la más perfecta espiral descrita.
Pero haz el favor y bésame
que quiero empezar de cero contigo.

 

📷 @lAlterego84

Por culpa de Pizarnik

Irse con la lentitud de la niebla densa
dejando que las bestias del olvido sequen
el cuerpo aletargado sin el rocío de tu voz.

Engarzada la esperanza a un final
que quiso ser principio y nudo
sin llegar a penas a introducción.

No es el destiempo el que te abraza fuerte.
No es la soledad de una esquina cualquiera.
No es el té templado cayendo al estómago

Revuelo  de mariposas perdidas,
buscando un campo de amapolas donde
¿por qué no? morir
deshaciendo sus alas
entre la niebla densa de un silencioso adiós.

 

🔊 me oyes srta. Pizarnik? 🔊